martes, 8 de junio de 2010

Mantenganse firmes en la batalla

 Ajustense bien sus ropas, que nada les haga tropezar y anden en la verdad 
cueste lo que cueste, que esas vestiduras sean blancas como la nieve, y protejanse el corazon con la Justicia, sean justos,pero sobre todo, recuerden por nuestras injusticias, el Santo, Justo y fiel Maestro, el Hijo de Dios pago, ahora somos justos delante de Dios.

Esten listos para presentar el evangelio, dejando a un lado las pruebas y dificultades que estemos pasando, en todo tiempo predicad el evangelio y no den lugar al diablo. 

Firmes tengan el escudo, posicionado y dirigido en dirección correcta, no dejen que el enemigo ataque su cabeza y protegenla con el yelmo de la salvación, no dejen que los pensamientos los dominen. 

Y sobre todo, aseguren tener en mano la daga con la que peliaran cuerpo a cuerpo, la espada con la cual se defenderán, y atakaran con golpes precisos al blanco, no tiren a lo loco, no, esta espada es precisa para cada ataque, y no abra enemigo que soporte un golpe de esa santa espada. 

Mantenga su almadura pulida orando en todo tiempo, no os dejéis amedrentar, ciertamente el enemigo es astuto, y persistente, mas esta derrotado si estáis en Cristo.

FILMES QUE ESTO YA CASI SE ACABA
Publicar un comentario