domingo, 4 de octubre de 2009

Ya no temo a los atakes del Enemigo

En mi necesidad
cuando falle en mi fe
en mi cobardía
y con mis echos te nege

Abrí mis ojos y mire
en un desierto me encontraba
lejos te sentía
pero serca siempre estabas


Yo no soy el que le tiene la mano agarrada
si así fuece ya en el suelo estuviera mi alma tirada
en vergüenza y humillacion,
en el lodo de donde El me saco

Mas es mi Señor el que me sostiene
es EL el que me mantiene
El es mi sustento, mi aliento
El es el que calma el viento

Nada quiero sin El
Cristo es todo para mi
y cuando me siento solo
clamo y viene por mi

puedo sentir, como intersede por mi
puedo ver, como su sanre tiene poder
me limpia de mi inmundicia
me ama y me acaricia

El Libra mi alma de la angustia
ahora estoy seguro que es mi amigo
debajo de sus alas estoy
y ya no temo a los atakes enemigos


Kevin Mercado
Publicar un comentario