jueves, 10 de septiembre de 2009

El que justifica al impío, y el que condena al justo, Ambos son igualmente abominación a Jehová. Probervios 17:15

Publicar un comentario