martes, 12 de octubre de 2010

Por lo cual eres inexcusable, oh hombre, quien quiera que seas tú

¿No ves que desprecias las riquezas de la bondad de Dios, de su tolerancia y de su paciencia, al no reconocer que su bondad quiere llevarte al arrepentimiento?



Durante mucho tiempo mi vida era un asco, todo iva de mal en peor, una y otra vez rechazaba el llamado que Cristo me hacia, y regresaba al mundo, corriendo peligros de muerte de todo tipo, pero, pero asepte su amor, asepte su regalo de vida, un regalo gratuito, totalmente gratuito, y me dio una nueva vida, me restauro, me a colmado de bienes y nuca me ha dejado.
Ese es mi Dios, mi Cristo, que por amor pago mi maldad en la Cruz, y el solo lo que siempre a querido es salvarme de mi mismo, darme una nueva naturaleza divina, en la cual puedo triunfar sobre el pecado y todo lo que tanto daño me habia echo. Y no niego que en muchas ocasiones eh vuelto atras, pero su amor es tan grande, su misericordia tan indescriptible, que El mismo, atravez de su Santo Espíritu quien me dio la nueva naturaleza hoy dia estoy con el, pues me muestra mi maldad, mi fallas, me concede arrepentimiento y perdón, me lleva a las alturas y me permite ver mis problemas muy pequeños.

Es es mi Dios, quien me dio salvación y redención, una vida nueva después de haber yo rechazada muchas veces. Y hoy mira atas, y puedo ver que su amor es demaciado grande para merecerlo, puedo ver las veses que me a salvado de la boca del sepulcro.

Y tu, que aras? Seguiras rechazandole? O que?

Lo mejor que me a pasado en la vida, a sido Cristo, de echo, para estar en este mundo sin Cristo, sin salvacion, mejor me hubiera sido, no haber nacido.

Por lo cual eres inexcusable, oh hombre, quien quiera que seas tú.

Les dejo este Video Tratado, espero que les guste, si quieren el video y no saben como descargarlo desde Youtube, me escriben y se los subo a mediafire.



Dios les bendiga
Publicar un comentario