viernes, 19 de marzo de 2010

Palabra de Dios

Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento. Por cuanto desechaste el conocimiento, yo te echaré del sacerdocio; y porque olvidaste la ley de tu Dios, también yo me olvidaré de tus hijos.

Cuanto más yo los llamaba, tanto más se alejaban de mí;

Andaré y volveré a mi lugar, hasta que reconozcan su pecado y busquen mi rostro. En su angustia me buscarán.

Oseas 4:5 11:2 5:15
Publicar un comentario